COINCIDENCIA ABSURDA

El Atleti
gana en Liverpool.
A miles de Km. de distancia,
el beso de una pareja
retumba en un portal.
Se oyen trompetas,
los aficionados aplauden,
vitorean.
Los labios se separan.
“¡Atleti! ¡Atleti!”
Sonríen y se despiden.

Nunca una victoria
ha sabido mejor.

2 comentarios:

Pilores dijo...

lo siento, pero el fútbol no me va, ni si quiera en poesía xD

Alfa dijo...

Por eso la coincidencia es absurda, porque el amor no es comparable al fútbol (o eso pienso yo) jajaja