-Te quejas de vicio,
me dijo.
Y el vicio me sonrió,

perverso desde su trono,
fumándose un cigarro.

1 comentario:

Linkshändig dijo...

que grande el vicio!!!