LA ESPERA


La espera se detiene
igual que la ceniza de un cigarro al caer al suelo.

No esperes demasiado. No esperes mucho tiempo.
Espera sólo lo que tú quieras esperar,
no lo que los demás esperen de ti.

La espera me hace conocerme mejor,
uniendo mis traumas y mis dudas.

No esperes a nadie. No esperes que mañana
sea ya dentro de tres meses.

La espera es una centrifugadora
repleta de ansias y pensamientos.

(Tengo que desesperarme de una vez por todas...)

1 comentario:

Yiya Koveri dijo...

No esperes demasiado de las personas porque pueden decepcionarte, lo más sensato es no esperar nada y dejar que te sorprendan ;)